Infiel.

Después de leer la sinopsis que muestra el próximo libro de Paulo Coelho,”Adulterio”, pensé, en que si este hombre encargado de hacer refritos y escritos baratos puede escribir sobre la infidelidad ¿Por que yo no?, al fin y al cabo, es un tema que me ha rondado por la cabeza desde hace mucho tiempo y del cual todas las personas sienten interés. O me dirá que usted jamas ha querido indagar sobre los cachos del amigo, del vecino,o de los suyos inclusive, la fidelidad es algo que ha de pensarse y vivirse.

Primero tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y aceptar que todos  alguna ves en la vida nos hemos visto envueltos en un trió amoroso. Sea usted aquel inoportuno de la relación, sea la victima o sea aquel besa y se auto consuela diciendo que solo sera por ese momento.

“Estaba tomado”(Si lo hizo tomado lo pensó sobrio)”No significo nada para mí”(¿Eso mismo dijo cuando me beso a mi?),”No se en que momento paso”(Me imagino, uno no se da cuenta como termina en las piernas de otro). Existen miles de excusas que se pueden inventar para intentar ocultar nuestro (¿Calmado?) deseo de vivir la piel de otra persona ajena a su pareja.  Pero es que no es fácil ocultar su temor cuando ya se ha cometido el hecho, actitudes tan básicas y fáciles de entender son las principales enemigas. Celular siempre con clave, no contestar llamadas cerca a su pareja, distanciarse de ella, son pocas de las practicas que se comienzan a aparecer cuando la culpa le carcome por dentro y el temor de perder a su amor (su verdadero amor)se hace mas fuerte.

El ser infiel es una practica que se ve a diario, en todos los estratos, en todos lados y de la misma forma. Hombres y mujeres lo son, y no si usted es de los que dice y apoya que los hombres lo son más, déjeme decirle, le falta a usted que se gane la confianza de una mujer y sus amigas. Siéntese una tarde a escucharlas, es que cuando tres mujeres se sientan el diablo calla, escucha y aprender. Detrás de esas miradas que nos vuelven locos y esas sonrisas que siempre buscamos, se esconden unas musas llenas de locuras y aventuras que quedaran mas que sepultadas en risas y comentarios de una tarde. Tanto se sufre por perder posesión de lo que se creía ya propio. Destroza el alma y el corazón sentirse sin su otra mitad, sentirse traicionado y estúpido por haber creído en algo que usted mismo sabia no podía pasar. 

Tenemos que aceptar de igual manera que a todos nos ha tomado en algún momento esa sensación de querer irse por un rato, perderse de la vida, como en un acto propio de rebeldía, desafiar a su compañero, desafiarse a si mismo, mentirse, culparse y conciliarse como si realmente lo hubiera merecido o no fuera usted un malhechor. La infidelidad cometida es casi que natural, parece serlo, parece mostrar que lo que le gusta a una mujer no es aquel hombre que la atiende en todos sus caprichos, o que vela por ella, le gusta aquel Lobo, aquel que despierta el deseo. Este hombre que significa de todo y no ha de ser nombrado, ese hombre que es la mentira frecuente, aquel que odia por hacerla caer a donde jamás creería y al mismo tiempo no se lo saca de la cabeza por la misma razón. En el caso del hombre se igualan las condiciones, pero tomando como punto de referencia que aquel hombre que llega a ser infiel de la misma manera que la mujer, no se toma su meditación ni capricho, se enorgullece de su acto y se nombra a si mismo un ganador. Idiota pensamiento, de lo mas absurdo, pero es que este “macho” no esta llevado al mal por su propio pensamiento de tener alguien que lo enloquezca y no sea su pareja, esta llevado por la misma razón por la cual llego a estar enamorado, llenar a una mujer de satisfacción, en diferentes puntos. Cuantos caprichos habrá cumplido a su pareja solo por hacerla feliz y ahora del mismo modo busca ese sentimiento de cumplir y llenar las expectativas de “La otra”. La otra por regla general siempre tiende a ser 1 estrato menos, y en proporción, su ropa. La infidelidad se da de una manera tan irónica que se hace difícil de entender el porque de la misma. Probablemente esta satisfacción es la mas adecuada (Por lo menos en el caso del hombre), por que el éxtasis propio no esta en el placer del orgasmo, ni del sexo,(si fuera así se matarían a pajasos en casa). Esta en volar los mundos de las mujeres, el placer de un hombre esta en saber que esta volviendo loca a una chica bajo su sabana, que ha de ser suya, por lo menos esos instantes, y que ella lo necesita mas que nunca. Es por esto que dicha infidelidad se ve guiada por un instinto de sentirse nuevamente útil, nuevamente deseado, nuevamente único. Es por ello que se auto argumenta y justifica el hombre en su acto de cobardía 

“Hay que ser infiel, pero nunca desleal”

He llegado a escuchar a varias personas decir “Yo jamás he sido infiel” y seguramente para ellos sigue siendo la verdad, aunque lo cierto es, todo lo contrario.  

Esta frase de que García Márquez en su momento dijo, se convirtió en un mar de pensamientos para todos aquellos que nos entretiene el pensar de nuestras acciones. Han muchos de pensar que  esto no tiene la más mínima lógica, pero si se toma el deber de analizar, si se puede llegar a ser totalmente infiel y jamás desleal.

La fidelidad es algo que en su generalidad se trata como un asunto carnal, de deseo y ganas. Y es que eso es, la infidelidad es ser débil ante el momento, ante la parte malevola de nosotros, a aquel diablo que nos dice al oído lo que debemos hacer. Este aunque sea un hecho para muchos imperdonable pero a pesar de ello, es tolerable, a fin de cuentas, usted y yo somos humanos, estamos hechos de carne y huesos, y tenemos tantos errores que seria estúpido tratar de enlistarlos.

Déjeme decirle a usted que el haber apartado su boca justo en el momento antes de caer en la tentación usted ya ha sido infiel, por que no se basta con el acto carnal, con sentir la piel y el deseo liberado de dos almas que sabiendo su culpabilidad deciden seguir sin importar las consecuencias, o importándoles y aun así dándole mayor propiedad a satisfacer su propio disfrute momentáneo. Usted ya fue infiel por que no se trata de no tocar, no besar y no mirar. La fidelidad trata de mantener ese vinculo intacto, de no tener que buscar en alguien más algo de pasión ni lujuria por que toda la que necesita ya la posee, se trata de mantener vivo ese sentimiento que se describe siempre que se esta enamorado, un simple principio de mantener el brillo de sus ojos fijados en esa persona que también los tiene en usted, aquello es fidelidad, el resto es simple palabrería( Y mas barata de la ya expuesta).Desde el momento que usted no se sintió seguro, se sintió vació ya dejo de ser fiel, dejo de lado aquello que creía amor y mintiéndose a si mismo se sintió capaz de controlarse cuando ya se había perdido. La fidelidad no se basa en el deseo se basa en lo sentimientos y usted los traiciono desde que se cuestiono si debía o no mantener distancia con este nuevo personaje de su relación. En el momento que aquel capricho es cumplido usted tiene dos opciones, mantener su lealtad y lo único que le queda, o perderse del todo y dejarse guiar mas por aquel deseo hasta el momento de convertirlo en su nueva y única realidad, hasta hacerlo un sentimiento, en este entonces usted sera aquello que todo buen amor desprecia, usted sera una persona desleal.

Ser desleal es propio de la porquería humana, de lo mas nauseabundo del propio humano, se puede comparan con cuanto acto bestial se cometa, es posiblemente el arma mas baja e inhumana con la cual destrozar a alguien. La lealtad es algo tan intrínseco en una relación, que cuando es flagelada hiere de la forma mas ruin al corazón.  Esta deslealtad ataca de una manera fuerte y sin compasión, mas que todo por que aquel dolor se expande y es controlable para el agresor. Usted no solo es desleal sino que lo decide, lo hace en el momento que mira a los ojos a esa nueva ilusión y sonríe, lo hace desde el momento que el sexo comenzó a significar algo importante en su fresco vinculo, lo hace cuando se preocupa y cuando busca, cuando desea compañía y amor en su estilo mas llano cuando creía ya poseerlo. Es usted alguien capaz de matar sin tocar y derribar con una sola mirada, cometido el acto desleal, no valen lagrimas ni excusas, por que se ha atacado la confianza, el ego, y la vida que ya era parte de usted (Pero mas usted de ella).

Aquellos que han de ser capaces de perdonar un infidelidad son un poco mas de estúpidos pero aquel que llegar a perdonar una deslealtad eso es un acto completamente patético. 

En mi opinión ha de merecer aplauso cualquiera que logre ser infiel y no dejarse llevar al profundo mar malévolo de la deslealtad, por que se es tan idiota que siempre se cae. Sera de igual forma nombrado como un idiota, que por alimentar su ego dejo sus principios y su pudor.Aunque se convirtió en aquello que deseaba, logro su cometido y salio ileso. Todos aquellos que lleguen a ser desleales han de ser nombrados como cualquier plata en la calle y apartado por sus actos. Por ser lo mas hediondo que pueda hacerse de si mismo. 

Anuncios

2 comentarios en “Infiel.

  1. Excelente!!…es un tema que muchas personas queremos comprender en mi caso personal..saber el punto de vista de un hombre…y ahora tener la tranquilidad que algunos piensen así…te pasaste de bueno con ese escrito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s